¿Puedo vender mi vivienda con inquilino? Vender una casa alquilada, lo que debes saber

Tengo un problema desde hace varios días y quiero contártelo.

No es un problema grave, ni tampoco es serio, pero podría convertirse si no lo trato con cuidado.

En este caso, no me preocupa demasiado, porque es un problema que si dejo correr el tiempo, se resolverá solo.

Pero me ha hecho pensar en lo complicada que se puede volver una situación, si la otra parte implicada quiere.

Resulta que entre las casas que vendo, tengo un par de pisos que están alquilados y tienen inquilino.

Mi problema es con uno de ellos, te cuento.

Javier es el dueño de un piso en Madrid que por trabajo, está viviendo en otra ciudad.

Alejandro es amigo de Javier y trabaja muy cerca de donde tiene el piso su amigo.

Entonces hablaron los dos y se hicieron un favor mutuo.

Javier alquiló el piso a Alejandro a precio de amigo.

Un precio por debajo del precio de mercado, pero que le permitía cubrir los gastos de la casa y solo tener que preocuparse de los gastos de su casa en la nueva ciudad.

Y Alejandro ganaba en calidad de vida viviendo al lado del trabajo y además, cuidaba de la casa de su amigo.

Ganaban las dos partes.

Hace un par de meses, Javier decidió poner su piso en venta, ya que su situación familiar ha cambiado.

Ya tiene familia y está afincado en la otra ciudad.

Con la venta del piso de Madrid se podrá comprar una casa en la otra ciudad.

Y habló con su amigo para contárselo.

Lo primero, cómo deferencia hacia su amigo y para intentar que nos facilitara las visitas.

Lo segundo porque la ley así lo marca (mañana hablaré del tanteo y retracto, así que si te interesa, atento a mañana).

Y se puso en contacto conmigo, para que le llevara yo el proceso de venta de su casa.

Lo primero que hice, fue hablar con Alejandro.

Es casi más importante llevarte bien con el inquilino, que con el propietario.

Es el que te tiene que facilitar el paso a la vivienda, y Alejandro me dio todas las facilidades, la verdad.

Y en estas cuatro o seis semanas nos hemos visto dos o tres días por semana.

Pero aquí viene el problema.

Alejandro, que renunció a comprarla, está viendo que va a venderse en breve.

Y ahora se lo ha replanteado, y quiere comprar el piso.

Ha visto que es una buena compra.

A ver, que esta situación está genial.

Pero encima quiere una buena rebaja sobre el precio de venta.

A lo que Javier no está dispuesto.

Normal, no es tonto.

Está viendo las visitas, las ofertas y no tiene la necesidad ni la prisa de vender a ese precio más bajo.

Bien, el problema es que me encuentro en medio de una negociación que no se si llegará a buen puerto.

Pero lo complicado del tema no es la negociación.

Es que me ha paralizado el proceso de venta y tengo cuatro clientes esperando.

Cuatro clientes con incertidumbre.

Cuatro clientes que no saben si podrán comprar esa casa, o tan siquiera verla.

No hay nada peor en la compra o venta de una casa que la incertidumbre.

Mata ventas, destruye compras y acaba con la confianza.

A ver, es un problema que pudiera ser gordo.

No lo es, porque la casa es muy vendible.

Y al final, en una semana como mucho, se resolverá la situación.

Para bien o para mal.

Por eso es un problema que se soluciona solo con el tiempo.

Al menos he conseguido unos días de margen con mis clientes y que estén tranquilos.

No hay nada mejor que explicar las cosas.

Esto me ha llevado a las siguientes preguntas:

¿Puede un inquilino negarse a enseñar la vivienda?

¿Se puede echar a un inquilino para vender el piso?

La respuesta a la primera pregunta es clara: sí.

Un inquilino puede negarse a permitir la entrada de posibles compradores mientras dure su contrato de alquiler.

Es su morada y tiene todo el derecho de uso.

Esto se basa en la Ley de Arrendamientos Urbanos que protege los derechos de los inquilinos.

Y esta misma ley nos dice que no se puede echar al inquilino con motivo de la venta de la casa.

¿Esto significa que no puedes vender tu casa mientras está alquilada?

Puedes hacerlo.

Pero hay algunas condiciones que debes cumplir.

Por ejemplo, el inquilino tiene derecho a quedarse en la vivienda durante la duración de su contrato.

Además, debes ofrecer al inquilino la prioridad de la compra.

Si con todo, decides vender, el comprador deberá subrogarse al contrato de alquiler.

Por supuesto, vender una propiedad alquilada es complicado.

Hay más dificultades en cuanto a la entrada a la vivienda y la organización de visitas de posibles compradores.

En este caso, considerar vender a un inversor puede ser una opción inteligente.

Son los que valorarán tener inquilinos como una ventaja.

Si lo que quieres es que el inquilino abandone la vivienda antes del fin del contrato, la negociación es una opción.

Pero es probable que debas ofrecer una compensación económica.

Si no, siempre puedes esperar a la finalización del contrato.

O buscar rescindirlo en función de las circunstancias.

La venta de una casa alquilada puede ser complicada, pero no imposible.

El truco está en entender los derechos y las responsabilidades de ambas partes, una buena comunicación y ser considerado.

Escucha, yo no sé tu situación, si estás comprando, si estás vendiendo, si eres el inquilino que quieres quedarte…

Lo que sí que sé, es que si ya estás en medio de este proceso y hay alguna parte de él (o varias) que se te están yendo de las manos, haciendo clic aquí podemos reconducir tu situación.

Siempre se puede hacer más sencillo.

Un slaudo,

Edu.

 

Pd. Recuerda que si colaboras conmigo, ganarás dinero. ¿Cómo puedes colaborar? Lo primero, apuntándote a mi newsletter.

Si quieres empezar a recibir mis correos, deja tu email aquí abajo.

Pd2. Si crees que este correo puede interesarle a esa persona de la que te has acordado mientras lo leías, puedes compartirlo.

WhatsApp
Email
LinkedIn
Twitter

Pd3. Puedes dejar tus comentarios aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Ingresa con e-mail

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Ingresa con e-mail

Introduce tu email para acceder al registro o iniciar sesión.

LosdelasCasas.com

Confirma tu suscripción

Estás a un paso de ser uno más de Los de las casas.

Mira en tu correo, que te habrá llegado uno para confirmar que has hecho clic.

Si no te ha llegado, mira en tu carpeta de spam.

Si, aún así, no te ha llegado correo alguno, escríbeme a info@losdelascasas.com y lo solucionaré