Las hipotecas y los intereses ocultos. Euribor, TIN y TAE

Vamos a abrir un melón gordo.

Un melón que cuesta entender y que es un coñazo.

Pero que casi todos los mortales tenemos que abrir y entender en un momento u otro.

Seguro que en el camino hacia la compra de tu casa, te has encontrado con un problema común:

La hipoteca.

A veces, este terreno puede dar miedo y nos hace salir de nuestra zona de confort.

Pero no te preocupes, que voy a intentar explicarte de forma sencilla este rollo, para que lo entiendas y no lo tengas miedo.

Para que sea un paso natural más en la compra de tu casa, igual que lo son las visitas o buscar en idealista.

Lo primero y más importante.

Algo que no hay que olvidar nunca.

Algo que hay que tener claro y no olvidarlo.

Los bancos no son tus amigos.

El banquero tampoco.

A pesar de que los necesitamos, no están precisamente de tu lado.

Son empresas que buscan ganar dinero y no miran por tu bienestar financiero.

Antes de hipotecarte para muchos años, hay tres conceptos clave que tienes que entender:

El Euríbor, la TIN y la TAE.

El Euribor, que su nombre real es «Euro Interbank Offered Rate» o «Tasa Europea de Oferta Interbancaria».

Mide el dinero prestado entre los bancos.

Cada día registra cuánto interés se cobran los bancos europeos  entre ellos al prestarse dinero.

Y se usa para determinar el interés en las hipotecas a tipo variable.

Varía diariamente, como una montaña rusa.

Si tienes suerte, estará en niveles bajos, lo que significa que pagarás menos intereses.

Es lo que hemos tenido estos últimos diez años.

Pero si no tienes tanta suerte, podría subir, y eso se traduce en pagos mensuales más elevados.

Que es lo que está pasando ahora.

Pedro contrató su hipoteca variable hace siete años.

Ha estado desde entonces amortizando capital y sin pagar intereses.

Tenía una cómoda cuota de 750€ al mes, lo que le daba para vivir desahogado, y comprarse algunos caprichos.

Pero en estos últimos meses, mientras el Banco Central Europeo subía los tipos de interés, Pedro iba viendo como su cómoda cuota se convirtió en una losa de 1.150€.

Todavía puede pagar, pero ya no es tan cómoda.

Hay que hacer muchos números antes de contratar este tipo de hipoteca.

Pero si los has hecho, y salen bien, es muy buena opción.

De todas maneras, siempre hay opciones para protegerte y vivir más tranquilo.

Sin sobresaltos.

Como hizo Carlos.

Carlos compró su casa hace cuatro años, cuándo los intereses estaban también en negativo.

Y contrató una hipoteca fija.

Lo que significa que pagará la misma cantidad cada mes.

Independientemente del Euríbor.

Le salió muy bien porque pagaba un 1,5% al año de intereses.

A ver, muy bien para ser fija.

Porque los que la contrataron a variable en ese momento, pagaban de intereses un 0%.

Como su amigo Pedro.

Es decir, sacrificó un 1,5% al año, para asegurarse que si subía, el estaba protegido pagando lo mismo.

Carlos siempre dice: «esto es como pagar un seguro anual contra la subida de los tipos de interés».

Así se aseguraba poder pagar durante toda la vida de la hipoteca.

Y pagando siempre lo mismo.

Una tranquilidad.

Además, no se si te habrás dado cuenta, pero los 1.000€ de hoy, no valdrán lo mismo que 1.000€ de dentro de veinte años.

Dale las gracias a nuestra amiga la inflación, ahora que está tan de moda.

La TIN, o Tasa de Interés Nominal, es el préstamo hipotecario más los intereses que deberás pagar.

Es el «precio» que pagas por la oportunidad de tener tu casa antes de poder pagarla.

Es básicamente un «pequeño extra» que el banco agrega al préstamo.

Es cómo la propina obligatoria en los restaurantes de Estados Unidos.

Piensa en ello como una propina por pedir dinero prestado al banco.

La TAE, o tasa anual equivalente, son todos los costes y comisiones que el banco te cobra.

Pueden incluir comisiones, seguros, gastos de notaría y cualquier otro cargo que debas asumir.

María tiene una hipoteca con un TIN del 3% y la TAE es del 4%.

Esto quiere decir que María en realidad, estará pagando un 4% de interés anual.

Que sería el 3% del TIN y un 1% más que serían el seguro de vida, seguro de hogar, comisión de apertura, etc.

Todas esas pequeñas cosas que no cuentas con ellas.

Todos esos gastos inesperados.

Se que puede parecer confuso y complicado.

Pero los bancos prefieren mantener a sus clientes confundidos y temerosos.

Quieren que aceptes cualquier cosa que te ofrezcan sin cuestionar ni preguntarte nada.

Las hipotecas pueden ser el medio para comprar tu casa, pero también una fuente de estrés.

Los bancos, no tienen en cuenta tu bienestar, pero tú puedes tomar decisiones informadas.

Es más, no puedes, debes tomar decisiones informadas.

Si todo esto suena complicado, no dudes en buscar ayuda profesional para entender tus opciones.

Y si quieres tomar una decisión inteligente, haz clic aquí.

 

Un slaudo,

Edu.

Pd. Recuerda que si colaboras conmigo, ganarás dinero. ¿Cómo puedes colaborar? Lo primero, apuntándote a mi newsletter.

Si quieres empezar a recibir mis correos, deja tu email aquí abajo.

Pd2. Si crees que este correo puede interesarle a esa persona de la que te has acordado mientras lo leías, puedes compartirlo.

WhatsApp
Email
LinkedIn
Twitter

Pd3. Puedes dejar tus comentarios aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Ingresa con e-mail

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Ingresa con e-mail

Introduce tu email para acceder al registro o iniciar sesión.

LosdelasCasas.com

Confirma tu suscripción

Estás a un paso de ser uno más de Los de las casas.

Mira en tu correo, que te habrá llegado uno para confirmar que has hecho clic.

Si no te ha llegado, mira en tu carpeta de spam.

Si, aún así, no te ha llegado correo alguno, escríbeme a info@losdelascasas.com y lo solucionaré