El precio de seguir la corriente: Descubre cómo destacar en el mercado inmobiliario

Te voy a contar una historia con la que puede que aprendas algo.

Es una historia que te puede interesar si estás comprando o vendiendo tu casa.

Corría el año 2007 y salió a la venta una maravillosa pulsera que prometía dar fuerza y equilibrio. Las controvertidas Power Balance.

Esa pulsera que todo el mundo llevaba y juraba que les daban un súper poder de equilibrio y energía.

En aquel entonces yo trabajaba en la Guardia Real, con mis caballos. Y allí también caímos en la fiebre de las Power Balance.

¿Por qué?

Porque, al igual que muchos, creímos en la promesa de un mayor equilibrio y fuerza, y eso era fundamental para nosotros al montar a caballo.

Pero pronto me di cuenta de algo importante.

Resulta que no tenían ningún efecto real, excepto quizás en nuestra confianza.

Efectivamente, era un efecto placebo.

Una sugestión apoyada por los comentarios de los demás.

Yo no me sentía más fuerte, ni mas ágil. Ni con más ni menos equilibrio.

Pero oye, podía ser como las imágenes esas en 3D, que se veían forzando la vista, mirando como si comieras limones y de repente se veía la Estatua de la Libertad.

Que yo no las veía, culpa de mi daltonismo,  pero los demás sí.

Pues la moda de la pulserita me duró hasta un lunes.

Un lunes negro.

Que malos son los lunes.

Ese lunes pasó algo «malo» y lo pagó la pulsera.

Ese lunes, después de todo un fin de semana sin montar a un potro que estaba trabajando, bajé a montar a la pista.

El caballo parecía uno de rodeo.

Saltos, grupazos, se ponía de manos…

Un espectáculo.

Hasta que consiguió su objetivo: tirarme.

Te pongo en situación.

Yo no era el que mejor montaba, pero sí de los que menos me caía. Era muy difícil que un caballo me tirara.

Me agarraba como una garrapata y ya podía hacer lo que quisiera el caballo, que yo no me movía de ahí.

Edu seguía encima.

Hasta ese día.

Más que el dolor de cuerpo, me dolía el orgullo.

Me levanté enfadadísimo, sobre todo conmigo mismo.

Y al mirarme la muñeca que apoyé en la caída y me dolía, vi la pulsera.

Me enfadé aún más y me la arranqué de la muñeca.

Después de varios años sin caerme, había pasado.

Y con esa pulsera que me daba más de todo.

Ni equilibrio ni leches.

Lo que no me había pasado en años, me pasaba ahora que tenía superpoderes.

Escucha, hacer lo que hace la mayoría de la gente, casi nunca da buenos resultados.

En el mundo inmobiliario tampoco.

La mayoría de la gente que vende o compra su casa, hace el mismo camino que los demás.

Exactamente el mismo.

Y el resultado suele ser el mismo.

Pero si lo haces diferente, los resultados pueden ser muy distintos.

Comprar una casa solo porque todos tus amigos lo están haciendo, sin considerar si realmente se ajusta a tus necesidades y objetivos, puede ser un gran error.

También es un error vender tu casa sólo con cuatro fotos y una descripción.

Si quieres marcar la diferencia y obtener buenos resultados, necesitas un enfoque diferente.

No te dejes llevar por las modas ni por lo que hacen los demás.

Estoy aquí para ofrecerte ese enfoque diferente.

Y que los resultados sean los que esperas de verdad.

No para que te conformes con un efecto placebo.

Como: «Si, estoy teniendo muchas visitas».

O «Estoy viendo un millón de casas».

Así que si quieres que te ayude a vender o comprar tu casa de un modo diferente.

Uno basado en resultados reales y en tus necesidades y objetivos únicos.

No quiero que te conformes con menos, haz clic aquí.

Un slaudo,

Edu.

Pd. Recuerda que si colaboras conmigo, ganarás dinero. ¿Cómo puedes colaborar? Lo primero, apuntándote a mi newsletter.

Si quieres empezar a recibir mis correos, deja tu email aquí abajo.

Pd2. Si crees que este correo puede interesarle a esa persona de la que te has acordado mientras lo leías, puedes compartirlo.

WhatsApp
Email
LinkedIn
Twitter

Pd3. Puedes dejar tus comentarios aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Ingresa con e-mail

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Ingresa con e-mail

Introduce tu email para acceder al registro o iniciar sesión.

LosdelasCasas.com

Confirma tu suscripción

Estás a un paso de ser uno más de Los de las casas.

Mira en tu correo, que te habrá llegado uno para confirmar que has hecho clic.

Si no te ha llegado, mira en tu carpeta de spam.

Si, aún así, no te ha llegado correo alguno, escríbeme a info@losdelascasas.com y lo solucionaré