¿Cómo puedo gestionar bien las visitas a mi casa?

Ayer me pasó una cosa que hacía tiempo que no me pasaba.

Ayer me dieron un plantón en toda regla.

Y eso que hablé con el cliente por la mañana, precisamente para evitar esto.

Pero bueno, a veces surgen imprevistos.

Lo malo, es cuándo ves que estos imprevistos empiezan a ser recurrentes.

Te voy a contar como gestiono yo este tema.

Lo gestiono con la regla del 1,2 3, cómo el antiguo programa de la tele, pero sin azafatas ligeras de ropa y sin calabaza.

A ver, esta regla la uso para muchas más cosas, pero hoy te voy a contar como la aplico al tema de las visitas.

Así gestiono mejor mi tiempo y evito perderlo.

Lo primero que tienes que saber, esta regla se basa en las oportunidades.

Pero no las oportunidades inmobiliarias que estás esperando, sino las oportunidades que doy a los clientes en el contexto de visitas.

La Regla del 1, 2, 3. Filtrando por oportunidades

Una oportunidad para el despiste.

Imagina que alguien falla a una visita sin decir ni «mu».

Le doy una oportunidad, porque todos podemos tropezar a veces.

Pero como te decía arriba, el problema es si esto se empieza a repetir.

Por eso doy una oportunidad, la primera es culpa del otro, la segunda, es culpa mía por fiarme.

Dos oportunidades para la duda.

Si alguien se hace el remolón para visitar una casa que me ha pedido visitar, le doy dos oportunidades.

Sabemos que todos tenemos mil cosas en la agenda, pero si de verdad estás interesado, y más en la compra de tu nueva casa, con todo lo que conlleva, vas a sacar un hueco para poder verla.

Si después de dos intentos, seguimos como al principio, con largas, hay que cambiar el paso.

Tres Oportunidades para la decisión.

Cuando se trata de ver una casa, antes de lanzarse con una oferta, doy tres oportunidades para hacer las visitas.

A ver, después de tres visitas, ya tienes que tener claro al menos, si quieres comprar la casa o no.

Por eso antes de una cuarta visita debería haber un documento de oferta sobre la mesa.

Esto no solo ayuda a los compradores a decidir con cabeza y claridad, sino que también nos da tiempo para conocernos.

Escucha, en el mundo inmobiliario, como en cualquier otro, el tiempo es oro.

Con esta regla, nos aseguramos de enfocarnos en oportunidades reales y evitar perder el tiempo en rodeos.

Pero esta regla, es como las notas de una buena canción: nos da la estructura, pero siempre se puede improvisar.

 

Un slaudo,

Edu.

Pd. Oye, que sepas que a ti, te doy todas las oportunidades que quieras para colaborar conmigo y ganarte un dinero extra.

¿Cómo puedes colaborar? Lo primero, apuntándote a mi newsletter.

Si quieres empezar a recibir mis correos, deja tu email aquí abajo.

Pd2. Si crees que este correo puede interesarle a esa persona de la que te has acordado mientras lo leías, puedes compartirlo.

WhatsApp
Email
LinkedIn
Twitter

Pd3. Puedes dejar tus comentarios aquí abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reset password

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para cambiar su contraseña.

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Ingresa con e-mail

Regístrate

Para dejar tus comentarios, guardar tus búsquedas, tus casas favoritas y mucho más.

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Al hacer clic en el botón «INSCRIBIRSE», acepta los Condiciones de uso y Política de privacidad

Crear una cuenta de agente

Administre sus listados, perfil y más

Ingresa con e-mail

Introduce tu email para acceder al registro o iniciar sesión.

LosdelasCasas.com

Confirma tu suscripción

Estás a un paso de ser uno más de Los de las casas.

Mira en tu correo, que te habrá llegado uno para confirmar que has hecho clic.

Si no te ha llegado, mira en tu carpeta de spam.

Si, aún así, no te ha llegado correo alguno, escríbeme a info@losdelascasas.com y lo solucionaré